lunes, 10 de diciembre de 2018

Un cuento de Navidad


Este fue el primer cuento que leí en mi vida. Tendría unos 9 años y mi madre nos lo compró a mi y a mi hermano Alfonso en una Conasupo.
Vaya que nos divertimos con el.


Obra de teatro Un cuento de navidad de Emilio Carballido (Adaptación)


UN CUENTO DE NAVIDAD
PERSONAJES:
PRIMER SANTA CLAUS
FOTOGRÁFO 1
SEGUNDO SANTA CLAUS
FOTÓGRAFO 2
POLICIA
NIÑA 1
MAMÁ 1
NIÑA 2
MAMÁ 2
NIÑA 3
MAMÁ 3
Una esquina en la zona comercial más cara de la ciudad. En 1961, pocos días antes del 24 de diciembre. El escenario es una calle de lujo llena de adornos costosos, al fondo cajas de regalos y el árbol de navidad.
Pasa la gente bien vestida en ropa invernal, con niños, al fondo se oyen villancicos.
(Baja música)
NIÑA 1: …y unos patines, y la casa de Barbie, y la colección de las Bratz…
MAMÁ 1 (harta): Si, hija, si. Ahorita le pides todo eso a Santa Claus.
NIÑA 1: Mamá y dónde está Santa Claus.
MAMÁ 1 (buscándolo): No sé, no lo hallo. ¡Creo que allá viene!
(Se quedan paradas en la esquina del escenario y entra el fotógrafo 1)
FOTÓGRAFO 1: Nenita, nenita chula, ¿No quieres retratarte con Santa Claus?
NIÑA 1: ¿Dónde está Santa Claus?
FOTÓGRAFO 1: Ahí viene, mira.
NIÑA 1: ¡Mamá, mamá, mamá, mamá, me quiero retratar con Santa Claus!
(Entra el primer Santa Claus con su bello traje, se sienta y toma a la niña en sus rodillas tiernamente para la foto)
NIÑA 1: Y también quiero una muñeca de mi tamaño y una bebé real, ¡ah! y la colección de las princesas.
PRIMER SANTA CLAUS: ¿Y has sido una buena niña? ¿Has sido obediente con tus papás? ¿Has rezado tus oraciones?
NIÑA 1: Si, pero toma mi carta.
MAMÁ 1: No se crea Santa Claus, a veces mi hija es un poco berrinchuda.
PRIMER SANTA CLAUS: Nena no debes ser berrinchuda porque eso le arranca lágrimas al Niño Dios. Y tú no quieres hacer llorar al Niño Dios ¿verdad?
NIÑA 1: No ¿Y mis juguetes?
PRIMER SANTA CLAUS: Porque el Niño Dios dejó el cielo donde era tan feliz para venir con nosotros.
MAMÁ 1: ¿Ves hijita?
PRIMER SANTA CLAUS (la niña le intenta jalar las barbas, se la detiene con la mano): Así que tienes que ser muy buena niña, ¿eh? Y entonces si te voy a llevar todos esos juguetes.
(La baja de su rodilla y toma otra niña)
NIÑA 2: Yo te voy a decir un secreto
SANTA CLAUS: A ver nena dime.
FOTOGRÁFO: ¿Cuántas copias le hacemos?
MAMÁ 2: Pues… tres, también para sus abuelos.
FOTOGRÁFO: Por media docena salen más baratas.
MAMÁ 2: ¿Sí? Pero tantas… bueno, hágalas.
FOTOGRÁFO: ¿Su dirección?
MAMÁ 2: En San Felipe del Agua.
(El fotógrafo toma la foto)
MAMÁ 2: Hija dale tu carta a Santa Claus.
(La niña le da la carta y se forma una cola de niños para retratarse con el primer Santa Claus, está de fondo los villancicos y en el otro extremo entra el segundo Santa Claus de ropa no grata, sale música).
SEGUNDO SANTA CLAUS: ¡Ora si, manito, hay un madral de escuincles!
SEGUNDO FOTÓGRAFO: ¡No digas madres porque se van los pinches niños! Párate aquí. Ora, que te vean. ¡Pela la mazorca!
El segundo Santa Claus obedece y sonríe a diestra y siniestra, hace caras y gestos amables. Pasan de largo los niños, que siguen yéndose con el otro Santa Claus.
SEGUNDO SANTA CLAUS: No vienen, mira, todos se largan con aquél.
SEGUNDO FOTÓGRAFO: Ah, que la…. (gritando) ¡Órale niñitos, no hagan cola, que aquí está su mero Santa Claus!
(Pasa una niña y llora)
SEGUNDO SANTA CLAUS: ¡No la friegues, ya la hiciste chillar! ¿Qué paso chamaquita, no chille?
SEGUNDO FOTÓGRAFO: Lo que pasa es que aquél está aplastadote en su silla, y así se los sienta en las piernas y despacha bien y todo. ¡Me voy a conseguir un cajón! ¡O a ver si aquel bolero me presta uno de sus bancos! (Sale aprisa)
SEGUNDO SANTA CLAUS: (Al público) Pos ora, cuénteme, ¿qué quiere que le vaya yo trayendo en la navida? ¿Eh? ¿Quiéren sus carrotes y sus pistolotas? ¿O qué otra cosa quieren? Un bonito recuerdo para llevar, su foto con el Santa Claus; tres por el precio de una, seis por el de tres. Ándele. ¿Quiere retratarse con su Santa Claus?
NIÑA 3: ¿Me retrato con él mamá?
MAMÁ 3: Si tú quieres…
SEGUNDO SANTA CLAUS: Ahí viene ya el fotógrafo, nomás que orita se le presentaron una de esas cosas que, un momentito, va a ver, ahí está. Ahí viene ya. (Grita) ¡Órale, tú!
EL NIÑO: Allí está su fotógrafo. (Alude al 1º.)
SEGUNDO SANTA CLAUS: Sí, pero ése no tiene categoría. Mire, ya viene su fotógrafo de las estrellas. (Grita.) ¡Ya, qué pasó! (Hace señas impacientes.)
MAMÁ 3: Luego volvemos, hijo. Al fin que después vamos a pasar otra vez por aquí.
SEGUNDO SANTA CLAUS: (desesperado) Un momentito que en seguida se pasa, y llega. ¡Mírelo, si ahí está! (Grita.) ¡Órale, pinche güey!
MAMÁ 3: Ay, qué lenguaje.
(Se va, arrastrando a su hijo, a quien esto dio mucha risa. Llega corriendo el fotógrafo.)
SEGUNDO FOTÓGRAFO (reprocha suavemente): ¿Qué pasó con ese hocico?
SEGUNDO SANTA CLAUS: (Con una seña del brazo lo insulta) ¡Que horas!
SEGUNDO FOTÓGRAFO: Es que el bolero no soltaba el banco. Tuve que darle cinco varos.
SEGUNDO SANTA CLAUS: ¡Cinco varos! ¡Ni por su hermana! Y treinta por alquilar estas pinches garras coloradas. Ya ni la… te digo, vamos a salir quebrados.
SEGUNDO FOTÓGRAFO: Usté aguante, y orita vienen. ¡Si aquí hay hartos niños!
(El fotógrafo sienta al Segundo Santa Claus en el banco y se miran a distancia los dos Santa Claus observando sus ropas y las del oponente, el segundo fotógrafo simula un grito y el segundo Santa Claus lo calla tratando de oír lo que dice el Primer Santa Claus)
PRIMER SANTA CLAUS: (con la niña 3): Se llama Navidad porque celebramos la Natividad, o Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, el Niño Dios, ¿entiendes? Nacimiento es Natividad, y Natividad es Navidad, ¡Dame tu cartita!
NIÑA 3: Yo quiero una casita con su coche, su licuadora, su televisión y sus foquitos que prendan.
PRIMER SANTA CLAUS: Bueno, pero vamos primero a ver si estás en el libro de los niños que se portan bien. Porque en el cielo llevamos un libro donde los ángeles anotan todas las buenas acciones con tinta de oro.
(Baja la niña y va con su madre, el Segundo Santa Claus reacciona y se levanta pregonando)
SEGUNDO SANTA CLAUS: ¡Vénganse con el auténtico Santa Claus y no acepten imitaciones! Aquí no hay libros ni trámites, todos los niños reciben sus bonitos regalos. ¡Traigan sus cartas! ¡Correo directo al cielo! Nuestros ángeles no serán de la Secreta, pero reparten ese juguete que usté soñaba. No hay cola, no esperen más; un recuerdo que alegrará su casa, el mejor regalo para su madrecita santa, ¡un retrato de los niños con su Santa Claus! ¡Vengan, pásenle! ¡Aquí no bolseamos ni pellizcamos a su niño!
SEGUNDO FOTÓGRAFO: (Se acerca apenado) No les grites así, ni que fuera La Central de Abastos.
SEGUNDO SANTA CLAUS: Pues oyes lo que les dice aquel, puras pendejadas. ¡Eso les gusta! Treinta pesos del traje, cinco del banco, yo te decía, para qué venimos aquí, no me latía.(lanza una trompetilla al primer Santa Claus).
SEGUNDO FOTÓGRAFO: ¡Así menos vienen! Si sigues así, me largo.
SEGUNDO SANTA CLAUS: Pos es que da coraje.
(Se acerca la Niña 2 con su carta nuevamente al primer Santa Claus) SEGUNDO SANTA CLAUS: ¡Ese Santa Claus es puto!
PRIMER SANTA CLAUS: (Se levanta indignado) Mas respeto compañero, hay niños oyendo.
(El segundo Santa Claus se ríe y se levanta lanzando una trompetilla)
PRIMER SANTA CLAUS: Mire lo que ocasiona, se llevan a los niños.
SEGUNDO SANTA CLAUS: Puros niños culeros, que se los lleven.
PRIMER SANTA CLAUS: (Acercándose al primero)Si los dos tenemos que hacer nuestra lucha, no veo porqué no hemos de portarnos con buena educación. Usted nos perjudica a ambos.
SEGUNDO SANTA CLAUS: (Con señas y chiflidos lo provoca)
PRIMER SANTA CLAUS: Si no sabe comportarse regrese a su barrio y tenga respeto de la ropa que trae puesta.
SEGUNDO SANTA CLAUS: Pinche Santa Claus ojete, chinga a tu madre.
(El primer santa Claus se voltea enfurecido)
SEGUNDO SANTA CLAUS: (En guardia de box) ¡Oralé güey arráncate!
(Se pegan y nadie interviene las niñas y madres observan asustadas y sorprendidas, los fotógrafos se unen y toman fotos.)
NIÑA 1: ¡Se está peleando Santa Claus con Santa Claus mamá!
MAMÁ1: Esos no son Santa Claus hijita, son dos tipos groseros disfrazados de Santa Claus.
MAMÁ 2: ¡Que van a pensar los niños! ¡Qué trauma!
MAMÁ 3: ¡Pero Dios mío, no hay un policía!
(Entra policía)
POLICÍA: Me permiten, por favor, con su permiso, tengan la bondad. (Separando a los Santa Claus) Un momento. A ver, señores, Vámonos para la Delegación.

Se cierra el telón, y se apagan las luces.

jueves, 18 de octubre de 2018

Best friends



Sabes que diste un buen consejo cuando la conversación concluye con un "Chinga tu madre!".

miércoles, 17 de octubre de 2018

Sigamos continuando.





“Toda desgracia ha de tener una causa clara, un culpable a quien señalar con el dedo. Todo antes de reconocer que las probabilidades no hacen distinciones y que, sencillamente, shit happens”.

Arturo Quirantes.

martes, 9 de octubre de 2018

PPD



Quizá es tiempo de revisar lo que se ha sido, para poder ser lo que se quiere ser.

Sanescrin.

jueves, 9 de agosto de 2018




La ignorancia es la madre de la felicidad.

Sanescrin.

jueves, 2 de agosto de 2018

La maternidad de Leo



Felicidad multiplicada por 5






sábado, 21 de julio de 2018

Aquí estoy otra vez, ahora en los lugares comunes pero con historias diferentes. Así es como dicen que se hacen los caminos nuevos.
Curiosamente no tengo algo específico que contar, sólo revisaba el blog y recordé el gusto que me da repasar mis historias en esta cronología de sentimientos y de hechos.